francis1_EDEM

ESCUELA NACIONAL DE LA MAGISTRATURA SE INCORPORA A LA FIRMA ELECTRONICA

La Superintendencia de Servicios de Certificación Electrónica (SUSCERTE) ofreció una charla informativa sobre Certificación Electrónica a más de 60 funcionarios de la Escuela Nacional de la Magistratura (ENM) en Caracas.

La charla fue dictada por Francis Ferrer, de la Dirección de Estandarización y Fiscalización en Certificación Electrónica y Seguridad de la Información y tuvo como objetivo dar a conocer detalles técnicos y legales sobre las ventajas de la Firma Electrónica en las automatización de procesos administrativos.

Gustavo Amorin, Director General de la ENM al dar la bienvenida sostuvo la necesidad de agilizar a través de la digitalización los procedimientos administrativos lo que redundaría en una mayor eficiencia. Ratificó el interés de la ENM en incorporar la Firma Electrónica en sus procesos.

Firma Electrónica: Puras Ventajas La especialista

Ferrer hizo una interesante exposición donde detalló aspectos técnicos y jurídicos de la Firma Electrónica, que hoy en día se transforma en una herramienta esencial para agilizar diversos trámites dentro de la Administración Pública Nacional (APN) tales como: constancias, facturas, puntos de cuentas, certificados, nóminas, autorizaciones, pasaportes, títulos, resoluciones, providencias, decisiones judiciales, declaraciones juradas, etc.

Agregó que la APN debe usarla, no solo porque es un mandato legal, sino porque garantiza la seguridad de la información contenida en los documentos y trámites, además de darle valor legal (Artículo 1 de la Ley sobre Mensajes de Datos y Firmas Electrónicas) Puntualizó que cuatro bondades caracterizan a la Firma Electrónica: autenticación del autor o titular, no repudio del documento o mensaje, Integridad del documento o mensaje de datos y confidencialidad del contenido del documento o mensaje, además de contribuir significativamente a la disminución del papel.

Agregó que la Firma Electrónica puede emplearse en todo tipo de documentos digitales o electrónicos, así como en las transacciones debidas al comercio electrónico, declaraciones tributarias, emisión de certificados de compañías o de bienes, licitaciones públicas, etc.

Paralelamente con la implementación de la Firma Electrónica se busca reducir el uso de papel y consumibles como tóner, así como un mayor nivel de efectividad, eficiencia, control y seguimiento de los requerimientos, además de generar ahorro en gastos operativos.

0 replies

Deja una respuesta

¿Quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *